del insomnio que entra por tu ventana

Y luego llegan las noches de insomnio. Estás en tu cama, con los ojos cansados pero tu cabeza no para de hacer ruido. Ni el sonido del mar que entra por tu ventana consigue tranquilizarte. Y comienzas a pensar. Sigue leyendo

Anuncios