hadith

summmerA Él le impresionaban las distintas tonalidades de color que el horizonte le regalaba en cada amanecer. Era por eso, que muchas mañanas de domingo, bajaba a la playa a contemplarlos y dejar que sus fantasmas le dejasen tranquilo por unos minutos. Sigue leyendo

Anuncios